» Ir a El Colegio de la Frontera Norte

Impactos de la Reforma Fiscal de Estados Unidos en 2018 – Noticia – Dr. Alejandro Díaz-Bautista

El Colef Press

“La reforma fiscal de los Estados Unidos es la mayor modificación tributaria en el país desde hace décadas. Al incrementar la deuda nacional en un momento en que la economía va bien, la propuesta fiscal amenaza con dejar al Congreso con menos margen de maniobra para responder cuando la recuperación de la gran recesión económica finalmente termine” señalo el Dr. Alejandro Díaz Bautista, economista, investigador nacional del Conacyt al igual que profesor investigador de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

Se debería pagar la deuda ahora para que, si tenemos una guerra o una recesión económica y tenemos que usar recortes fiscales o aumentar el gasto gubernamental, estemos en condiciones de hacerlo. La deuda nacional de Estados Unidos en manos del público ha aumentado en casi el triple en la última década a casi 15 billones de dólares en la actualidad.

Sabemos que es incorrecto financiar con déficit fiscal un recorte de impuestos en una economía en pleno empleo cuando ya tenemos un déficit elevado.

La reforma aumentará en gran medida los ya altos niveles de riqueza, desigualdad e inequidad de ingresos entre el uno por ciento más rico y el 50 por ciento más pobre de los estadunidenses. Los recortes dramáticos de las prestaciones sociales destruirán protecciones que ya están llenas de lagunas y omisiones.

Los republicanos argumentan que la reforma fiscal reduciría la tasa de impuestos corporativos al 20% desde el 35% y alentaría a las empresas a repatriar las ganancias en el extranjero, por lo que se pagará a sí mismo con un crecimiento económico mucho más rápido.

El Comité Conjunto de Impuestos (JCT, por sus siglas en inglés), el órgano responsable de llevar las cuentas de facturas de impuestos en el Congreso, estima que la reforma fiscal solo generará suficiente crecimiento para crear unos 408,000 millones de dólares en nuevos ingresos netos durante la próxima década. Eso significa que, aún incluyendo el impulso económico del plan de impuestos, el proyecto de ley aún agregaría alrededor de 1 billón de dólares a los déficits. En otras palabras, los recortes de impuestos podrían pagar menos de un tercio de su costo.

Por otra parte, la recuperación de ocho años de duración de la Gran Recesión no ha sido sólida, pero ha sido resistente. Es la tercera expansión económica más larga de la historia. Cuando llegue una nueva recesión económica, los costos de endeudamiento del gobierno podrían no ser tan absurdamente baratos como lo son ahora.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo al Congreso que la carga de deuda de Estados Unidos es muy preocupante y debe mantener a la gente sin dormir. Yellen indicó que el problema empeorará a medida que la población del país envejezca debido a que el gasto en Medicare, Medicaid y la Seguridad Social superará los ingresos fiscales. El plan de impuestos del Partido Republicano podría dejar al Congreso con una menor flexibilidad financiera para enfrentar estos desafíos a largo plazo.

Dentro de los impactos que pueden preverse se destacaría lo siguiente:

La reforma puede prolongar el ciclo de la economía norteamericana, que ya cumple ocho años en terreno positivo. Este efecto es positivo para la economía mexicana, porque los ciclos de Estados Unidos y México están sincronizados.

Un impacto negativo de corto plazo se tiene por una posible contracción en los flujos de inversión extranjera directa de Estados Unidos hacia México. Una menor inversión extranjera podría generar un menor crecimiento en la economía mexicana, y una mayor presión cambiaria.

Publicado por El Colef Press
viernes 5 de enero de 2018

En: Boletines de prensa

La sala de prensa en un servicio informativo de la Dirección de Difusión de El Colegio de la Frontera Norte y se actualiza de manera semanal.