Dos gobiernos en un acuerdo sin precedentes

Estados Unidos y México

Deciden regresar valioso recurso al medio ambiente.

Ambas naciones se involucraron al mismo tiempo a partir del “Tratado sobre Distribución de Aguas Internacionales entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América”, firmado el 3 de febrero de 1944 (en lo sucesivo, el “Tratado de Aguas” de 1944).

 

El 20 de noviembre de 2012, se reunieron representantes de ambos países en la ciudad de Coronado, California, para considerar medidas interinas conjuntas de cooperación internacional, con el fin de atender los aspectos de manejo del agua en la cuenca del Río Colorado, para lo cual se firmó la Acta 319.

El 20 de noviembre del 2012 se reunió la Comisión en la ciudad de Coronado, California: Roberto F. Salmón Castelo como comisionado mexicano y Edward Drusina como comisionado estadounidense, el Secretario de la sección mexicana José de Jesús Luévano Grano y la Secretaria de la sección estadounidense Sally E. Spencer.

Se logra un tratado cooperativo en el que han paticipado funcionarios de gobierno, el embajador de México y el Secretario del Interior de los Estados Unidos, contando con una amplia participación de  diferentes instituciones, organismos e incluso sociedad civil.

El Acta 319 del tratado internacional de las aguas, es una medida de cooperación internacional entre México y Estados Unidos, con una vigencia de 5 años. Es una ampliación de las medidas de cooperación del acta 318 de este mismo tratado para atender las repercusiones de los sismos en el valle de Mexicali.