Las remesas son de las principales fuentes de divisas para México en 2019 y principios de 2020

Las remesas que llegaron a Baja California aumentaron más del 5% de 2018 a 2019. El aumento en remesas sostiene parte del consumo en Baja California y en varios estados.

Las remesas que llegan a México alcanzaron su máximo histórico con 36,048 millones de dólares en 2019.

La economía y el empleo en los Estados Unidos parecen explicar el comportamiento económico reciente del incremento de las remesas hacia México en 2019.

En Baja California, las remesas aumentaron más del 5% de 891.3 a 938.6 millones de dólares de 2018 a 2019 según los datos de ingresos por remesas del Banco de México.

México recibió 36,048 millones de dólares de sus paisanos residentes en el extranjero en 2019, un aumento del 7.04 % respecto a los 33,677 millones de dólares de 2018, con lo que marca un nuevo máximo histórico, según los datos oficiales de Banco de México.

En el periodo enero-diciembre de 2019, se estima que la remesa promedio individual llega a 326 dólares, superior a los 322 dólares del 2018. Mientras que el número de operaciones se incrementó de 104.56 a 110.47 millones, la mayoría de ellas mediante transferencias electrónicas.

El país recibió en 2018 un total de 33,677 millones de dólares de sus ciudadanos residentes en el extranjero, y en 2017 las remesas sumaron 30,291 millones de dólares.

Las remesas, que proceden principalmente de los migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos y que las envían a México, amigos, representan la segunda fuente de divisas del país, después de las exportaciones automotrices, y constituyen un importante ingreso para millones de personas.

Según las cifras de Banco Mundial, México se ubica en el tercer lugar a escala mundial como su receptor, solo por detrás de India y China.  El Banco Mundial informo que durante 2019 se estima que India recibirá aproximadamente 82 mil 203 millones de dólares de remesas, China aproximadamente 70 mil millones de dólares y México llegaría a ser al tercer lugar como país receptor.

Finalmente, se ha calificado a los migrantes mexicanos de héroes vivientes porque gracias a las remesas que envían se ayuda mucho a la economía popular y familiar en México.