Estudio relacional entre espacios públicos y actividad física.

Presentan resultados del EPAF en El Colef

Tijuana B.C., a 26 de febrero de 2019.- Este martes se llevó a cabo la presentación de resultados del proyecto Espacios Públicos y Actividad Física (EPAF) en Ciudades del Norte de México, en el Aula Magna de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

La presentación general de  resultados estuvo a cargo de la Dra. Ietza Bojórquez, coordinadora del proyecto, y contó con la participación de la Dra. Lina Ojeda,  Investigadora del Departamento de Estudios Urbanos y del Medio Ambiente, y la Dra. Hilda García, Investigadora del Departamento de Estudios de Población.

La Dra. Bojórquez explicó que el proyecto busca conocer la relación entre la presencia y la calidad de los espacios públicos en la ciudad de Tijuana y Cd. Juárez y la práctica de actividad física de las personas adultas en las ciudades mencionadas. ‘‘Se trata de un proyecto interdisciplinario e interinstitucional; participamos colegas tanto de El Colef como de Arizona State University y El Colegio de Sonora’’ señaló.

El proyecto tiene como antecedente la  consideración de que la actividad física es un elemento esencial para la salud. La especialista , subrayó que la población del mundo se está volviendo cada vez más urbana y en los entornos urbanos realiza poca actividad física.

En ese sentido, la Dra. Bojórquez compartió que 43% de la población adulta en Tijuana (de acuerdo a las estimaciones del proyecto) realiza 0 minutos de actividad física a la semana, mientras que el 53% realiza el mínimo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, señaló que estos porcentajes están influidos por la edad.

“El 61% de  adultos de 18 a 29 años realizan actividad física suficiente; sin embargo este porcentaje disminuye en adultos de 30 a 65 años, el 48% no realiza ninguna actividad física y el 3% la realiza pero por debajo de los minutos mínimos recomendado”, comentó que estos resultados son preocupantes dado que una insuficiente actividad física es un factor de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer enfermedades crónicas.

Aunado a lo anterior, la especialista compartió que el acceso a espacios públicos mantiene una distribución inequitativa; a mayor nivel socioeconómico mayor es el acceso a este tipo de espacio. Sin embargo, la doctora afirmó que, contrario a la hipótesis de investigación, el tener o no acceso a los espacios públicos no propicia la actividad física.

Con los resultados arrojados por el proyecto EPAF se concluyó que los parques, deportivos y plazas parecen tener un poco efecto sobre la actividad física por sí solos. Las posibles razones de esto son: mala calidad de espacios públicos, percepciones acerca de estos espacios y que la principal actividad física es ocupacional; que se realiza en el marco de otras actividades y no en el tiempo libre.

En ese sentido, la Dra. Bojórquez  señaló con base al proyecto, que los cambios en el ambiente urbano son muy importantes para mejorar la probabilidad de que la gente haga actividad física.  ‘‘nos referimos a tener espacios públicos más agradables y atractivos, para la realización de actividad física, así como las calles por las que se moviliza la población y  los medios de transporte’’ explicó.

Destacó que el objetivo es que los resultados del proyecto lleguen a quien va a tomar las decisiones sobre el desarrollo urbano y sobre la salud, así como las diferentes áreas implicadas. ‘‘Para nosotros es muy importante tener estos espacios de diálogo con la comunidad; tanto de la sociedad civil como de los tomadores de decisiones’’ manifestó.