Resultados del estudio realizado por El Colegio de la Frontera Norte, a la población de origen centroamericano en uno de los espacios que se acondicionó como albergue en Tijuana.

Presenta El Colef Diagnóstico y Plan de Acción “Caravana Migrante”

Tijuana, B.C., a 4 de diciembre de 2018.- Este martes se presentó el documento Caravana migrante: Diagnóstico y plan de acción, donde se exponen los resultados del estudio realizado por El Colegio de la Frontera Norte, a la población de origen centroamericano en uno de los espacios que se acondicionó como albergue en Tijuana; sobre las características, condiciones y necesidades de la población. De igual manera, se compartió una propuesta de plan de acción con el objetivo de atender la situación de crisis derivada del arribo de miles de migrantes y sus impactos en la vida de esta ciudad fronteriza de Tijuana.

El Dr. Alberto Hernández, Presidente de El Colef,  inició la conferencia reflexionando en torno a la fenómeno de la caravana migrante, reconoció que ha significado un sin número de esfuerzos y acciones de solidaridad para enfrentar esta crisis humanitaria, reconoció la labor de las instituciones de gobierno, asociaciones civiles, y religiosas; quienes se dedicaron a atender las necesidades básicas de las personas. Enfatizó en la necesidad de un diagnóstico y registro para saber sus necesidades y expectativas.

El documento fue presentado por el Dr. Oscar F. Contreras, la Dra. Dolores París Pombo, la Dra. Ietza Bojórquez y el Mtro. Gabriel Pérez. De igual manera, en el encuentro estuvieron presentes investigadores e investigadoras que colaboraron directamente en la realización de este estudio.

El documento contextualiza cómo las recientes migraciones desde Centroamérica, concretamente desde Guatemala, Honduras y El Salvador, han devenido en movimientos de población forzados por la pobreza, la violencia extrema, las guerras civiles, los desastres naturales e incluso el cambio climático Y específica: “La violencia se convirtió en una realidad común para la población centroamericana, alcanzando incluso los espacios íntimos y familiares, caracterizados cada vez más por su recurrente inestabilidad y fragmentación. Para los adolescentes y jóvenes la presión es aún mayor, pues son el tipo de personas más propicias para la conformación de las pandillas, las que no cesan de reclutar nuevos miembros con la finalidad de garantizar su sobrevivencia en la declarada guerra contra las pandillas rivales.”

Respecto a las características sociodemográficas de la población que se encontraba en Tijuana, al momento del estudio, el documento presenta que de los encuestados en las instalaciones de la Unidad Deportiva Benito Juárez el 76.9% son hombres y el 23.2% mujeres; más de la mitad son jóvenes entre los 18 y 19 años de edad. En cuanto a la escolaridad se registró un promedio de 6.4 años. También destaca que el 15% de los integrantes de la caravana realizaban en sus comunidades de origen en trabajos como técnicos o operadores de maquinaria industrial y otras profesiones.

En torno al tema de la salud, el Diagnóstico presenta que el 67.1% se encuentra sin problemas de salud. Sólo el 32.7% presentó algún problema de salud, principalmente en vías respiratorias (gripe, tos) siendo un 66.4%.

Respecto a las expectativas de los miembros de la caravana la intención principal sigue siendo cruzar a Estados Unidos, sin especificar la manera. Sin embargo, un sector considerable considera la opción de quedarse a residir en Tijuana; mantienen una clara postura de no volver a sus lugares de origen por los riesgos que eso implica.

Al final del documento se emiten una serie de recomendaciones referentes a los contextos de salud, seguridad y organización.

Así como relacionados con la coordinación, manejo y condiciones de alojamiento en los albergues , como son:

·         Establecer un espacio protegido contra el frío, la humedad, el calor, la lluvia, el viento y otras amenazas para la salud, como los peligros estructurales y los vectores de enfermedades.

·         Garantizar un acceso seguro al alojamiento, así como a los servicios esenciales para minimizar los riesgos relacionados con los vectores de enfermedades.

·          Procurar que cada familia disponga de un espacio vital cubierto. Las normas básicas establecen una superficie mínima de 3,5 m2 por persona, con techo de por lo menos de dos metros en su punto más alto.

·         Procurar la separación segura y privada entre los sexos, entre diferentes grupos de edad y entre las diferentes familias, según proceda.

El documento contempla otras recomendaciones por ejemplo en  materia de salud son las de garantizar condiciones adecuadas de higiene, alimentación y atención en salud mientras los migrantes permanezcan en el albergue e integrar a los migrantes a los esquemas de servicios de salud existentes. Actualmente, esto implica su inscripción al Sistema de Protección Social en Salud, pero esto se modificará en la medida que el sistema de salud público se transforme en los próximos meses.

En materia de seguridad, las recomendaciones se centran en acciones de prevención de actividades ligadas a las expresiones de hostilidad  de la población hacia la caravana migrante. Así como la recomendación de brindar protección a los integrantes de la caravana y del albergue establecido por el gobierno. Además en el tema de inserción social , se menciona la necesidad de facilitar los procesos de documentación, dar continuidad a la feria del empleo, contemplar servicio de guardería para que las y los migrantes con hijas/os puedan hacer sus trámites así  como considerar la necesidad de una orientación residencial y entre otras sugerencias.

El documento Caravana migrante: Diagnóstico y plan de acción se encuentra disponible para descarga a través de. https://www.colef.mx/wp-content/uploads/2018/12/documento-caravana-migrante-3dic18-2.pdf