Explica la situación de Venezuela como una una crisis económica, social y de violencia; en la que existen intereses por el petróleo venezolano de parte de países como Estados Unidos, Israel y Brasil.

“La situación de Venezuela se asemeja a una especie de Guerra Fría, 2.0, de intereses de diferentes bloques ideológicos del mundo” Dr. Guillermo Meneses

Tijuana, B.C., a 30 de enero de 2019.- La crisis política de Venezuela se agudizó el pasado miércoles luego de que Juan Guaidó, Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela se juramentó como presidente encargado del país, en medio de una protesta masiva de venezolanos que exigían el fin del gobierno de Nicolás Maduro.

De acuerdo con el Dr. Guillermo Alonso Meneses, Investigador y Director del Departamento de Estudios Culturales de El Colef, la situación política de Venezuela se desarrolla en un contexto de crisis de legitimidad política relacionada al desgaste del tejido social, económico y laboral.

“La derecha venezolana que siempre fue reaccionaria siempre estuvo a disgusto, la izquierda los progresistas venezolanos no supieron gestionar económicamente lo que tuvieron y se fue degradando, ha habido elecciones con problemas; países que decían que las elecciones no estaban bien, observadores de Europa que decían que sí’’.

Explica la situación de Venezuela como una una crisis económica, social y de violencia; en la que existen intereses por el petróleo venezolano de parte de países como Estados Unidos, Israel y Brasil. A demás de intereses neoliberales y capitalistas por parte de Rusia y China.

“Está en juego el petróleo venezolano, con las mayores reservas del mundo y que es el petróleo de mejor calidad. Entonces sí es una guerra fría donde hay factores económicos y políticos. China y la Unión Soviética lo que quieren es que haya un gobierno pro chino, pro soviético en la región y que además controle esas reservas estratégicas de petróleo’’.

Para el especialista en estudios culturales, la situación de Venezuela se asemeja a una especie de Guerra Fría, 2.0, de intereses de diferentes bloques ideológicos del mundo; petróleo y unas elecciones democráticas que se tienen que repetir para definir quién es el presidente legítimo.

“Cómo solucionar este problema que es de legitimidad política, porque ahora hay un presidente espurio y un presidente legal, depende a quien le preguntemos va a defender a uno y a otro. Técnicamente esto se resolvería con unas nuevas elecciones. (…) El sentido común nos dice que repitiendo las elecciones porque técnicamente hay motivos para pensar que hubo problemas, pero eso depende de la voluntad que tenga Maduro para hacerlo’’.

Para el Dr. Meneses, después de la salida de migrantes venezolanos hacia Ecuador, Colombia y Brasil, en donde han sido recibidos con problemas de xenofobia; la situación política de Venezuela necesita de una maniobra que le permita al país recuperar la estabilidad institucional y económica.

Destaca la importancia de la decisión de Nicolás Maduro en los próximos días y semanas de convocar a nuevas elecciones o asumir las represalias. Porque lo menos que le conviene a Venezuela es que la estrangulen económicamente más de la que la han estrangulado. Califica a Maduro como un impresentable pero subraya que la sociedad venezolana no se merece pagar las consecuencias de las decisiones de un mal gobernante. Considera que por los antecedentes que ha habido de intimidación y represión, es necesario que haya unas nuevas elecciones que clarifiquen la situación.