Foro “México ante la migración: retos y perspectivas” en el Senado de la República.

“La migración se ha pensado como una coyuntura y no como un proceso”: Dr. Alberto Hernández

El pasado 2 de julio se realizó el foro “México ante la migración: retos y perspectivas” en el Senado de la República. Este encuentro, organizado por el Instituto Belisario Domínguez, contó con la presencia del Dr. Alberto Hernández H., Presidente de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), António Manuel de Carvalho Ferreira Vitorino, Director Regional de la Organización Internacional de Migraciones. También estuvieron presentes senadores e integrantes de la cancillería de relaciones exteriores, quienes ofrecieron una mirada acerca de los flujos migratorios que transitan por México.

En este sentido, el Presidente de El Colef refirió que la migración se ha pensado como una coyuntura y no como un proceso donde se debe observar el fenómeno de la migración en todas sus dimensiones para tener soluciones integrales. Señaló que actualmente México se encuentra en la coyuntura de solicitudes de asilo y refugio, pero que es necesario actuar en todos los componentes de la migración: interna, emigración, inmigración y retorno. “Cuando actuamos de manera fragmentada no se tiene una visión completa del fenómeno”.

Comentó en que poco se ha hecho por las y los mexicanos de retorno, que si bien han aportado a la economía del país a través del envío de remesas, cuando regresan, de forma voluntaria o involuntaria, el Estado no propicia las condiciones para su integración. 

Señaló que el flujo de inmigrantes (muchos de ellos son familia) desde Guatemala, de El Salvador y Honduras. No es fenómeno nuevo. “Desde los años 80 México es punto de tránsito, pero se han tenido distintos componentes. Antes los migrantes llegaban en pequeños grupos, en distintos medios de transporte, utilizaban distintas rutas y ahora llegan en caravanas como una medida de seguridad ante la situación de los peligros que le acompañan en esa ruta”. 

Un reto que tiene que afrontar el gobierno de México es el de los migrantes indeportables; que provienen de países en guerra como África o de zonas de Asia con conflictos raciales. Estos grupos tienen por objetivo arribar a los Estados Unidos, pero la gestión del flujo resulta compleja. Retornarlos a sus países implica un costo que asciende a los 10 mil dólares, dado que sus respectivos gobiernos no reconocen a estas personas y otros países no están interesados en fungir como “tercer país seguro”.

“Este encuentro que reunió a representantes del sector gubernamental, académico y sociedad civil, es importe que continúe porque propicia al debate entre diferentes voces, perspectivas y opiniones términos de tema migratorio. Se debe hablar sobre lo que está pasando en este momento, pero también es importante abordar otra perspectiva; México siempre ha tocado coyunturas acciones muy puntuales y no integrales respecto a la migración y este es un déficit que tenemos”, puntualizó el Dr. Alberto Hernández H.