17 de mayo, Aula Magna de El Colef Tijuana y VC a regionales Colef y transmisión por internet

Seminario “Federalismo y Seguridad Pública en México”



 

El Colegio de la Frontera Norte invita al Seminario “Federalismo y Seguridad Pública en México”, el 17 de mayo de 2012 a las 10:00 horas tiempo de Tijuana, en el Aula Magna de El Colegio de la Frontera Norte en Tijuana. Habrá videoconferencia a las sedes de El Colef en Ciudad de México, Ciudad Juárez, Monterrey, Matamoros, Nuevo Laredo, Piedras Negras, Nogales y Mexicali. Transmisión en directo por internet desde www.colef.mx.

El Seminario contará con la participación de funcionarios y académicos especialistas en las siguientes temáticas: Federalismo en transición y el desafío de la seguridad; Sistema Nacional de Seguridad Pública. Objetivos, estructura y recursos; y, La Perspectiva de los estados y municipios.

Durante la última década, en México dos grandes procesos de naturaleza distinta y de sentido divergente han evolucionado paralelos y actualmente requieren de un análisis conjunto  para comprender mejor sus espacios de intersección e identificar las peculiaridades de su encuentro: el fortalecimiento del federalismo y, por otro lado, la extensión de la inseguridad pública y de la violencia, en todas sus expresiones y escalas.

Por un lado, el federalismo en México se ha revitalizado, principalmente como efecto de la transición democrática, la pluralidad política y alternancia en los tres órdenes de gobierno. El tradicional predominio del Ejecutivo Federal y de la estructura de poder que fue caracterizada como presidencialismo, por el lado político, y como agudo centralismo desde la gestión pública y administración de los recursos, ha perdido su vigencia y capacidades materiales para reproducirse.

Actualmente, los estados de la federación y en especial sus respectivos poderes ejecutivos son ahora actores políticamente más activos y con recursos más amplios que hasta hace pocos años. De igual manera, los ayuntamientos y presidentes municipales cumplen roles políticos y funciones públicas con mayor autonomía.

La consecuencia general de esta combinación entre un ejecutivo federal políticamente acotado –además, por los poderes legislativo y judicial federales- y poderes ejecutivos estatales con capacidades ampliadas, junto a municipios más activos y responsables de crecientes funciones públicas, todo en conjunto significa una profunda reforma de la estructura del Estado, mucho más relevante de lo que habitualmente se reconoce.

El sistema federal en México, por esta vía, tiene su propia transición y necesidades de actualización y de adaptación institucional. Dicho de manera general, requiere trascender al marco institucional que reprodujo al presidencialismo y al centralismo, para dar origen a las nuevas instituciones del sistema federal: a las instituciones de un federalismo efectivo, reflejado en el contenido e instrumentación de las políticas públicas nacionales, estatales y municipales. Hay valiosos avances en este sentido, pero debe reconocerse la fase primaria en la que todavía se encuentra el proceso.

De otra parte, el segundo proceso que ha transcurrido paralelo al resurgimiento del federalismo es de otra naturaleza y de sentido contrario al desarrollo del país: la inseguridad y la violencia extendidas, críticas en determinados espacios regionales. Se ha convertido en un grave fenómeno de implicaciones nacionales, que reduce la calidad de vida de las personas, amenazando a personas y bienes, además de limitar o destruir entornos cotidianos y de civilidad en muchas localidades del país, además de deteriorar al estado de derecho y a sus instituciones garantes.

Por lo extendido de sus alcances sociales y espaciales, el escenario de inseguridad pública demanda una respuesta y estrategia de Estado amplia, integral, congruente y eficaz. Y justo en este escenario es donde destaca el momento actual de transición federalista. ¿Cómo deben confluir ambos procesos, mejorando los niveles de seguridad al mismo tiempo que consolidando al sistema federal? ¿Son compatibles ambos objetivos o es inevitable avanzar hacia un modelo centralizado de seguridad pública? Ambas son las preguntas centrales que motivan al Seminario Federalismo y Seguridad Pública en México.

Entrada libre

Poster