Presentación del Estudio de competencia en el autotransporte federal de pasajeros



 

27 de septiembre de 2019

11:00 h Tiempo del Pacífico

Aula magna Raúl Rangel | El Colef Tijuana | Carretera escénica Tijuana - Ensenada, Km 18.5, San Antonio del Mar, 22560 Tijuana, Baja California, México.

El Colegio de la Frontera Norte (El Colef) a través de la Maestría en Economía Aplicada (MEA) y el Departamento de Estudios Económicos (DEE), invitan a la presentación del Estudio de competencia en el autotransporte federal de pasajeros, realizado por la COFECE, el 27 de septiembre de 2019 a las 11:00 horas en el Aula magna Raúl Rangel de El Colef Tijuana.

Participan:

Mtro. Juan Manuel Espino Bravo (Conferencista)
Director General de Estudios Económicos
Comisión Federal de Competencia Económica

Mtro. Oscar Martell Silva (Conferencista)
Coordinador General de Análisis Económico
Comisión Federal de Competencia Económica

Dr. Alejandro Díaz Bautista (Comentarista)
Investigador, El Colegio de la Frontera Norte

Dr. Jorge Eduardo Mendoza Cota (Moderador)
Investigador, El Colegio de la Frontera Norte

Transmisión al público por internet en www.colef.mx

.
.
.

Regulación en autotransporte federal de pasajeros genera problemas de competencia que impiden reducción de precios

• El marco normativo actual inhibe la participación de más oferentes en las distintas rutas del país, lo que reduce las opciones de mejores precios.
• En el estudio se identificaron 29 Grupos de Interés Económico participantes en este mercado, pero únicamente destacan cuatro por la cantidad de rutas en las que participan. 76.8% de las 5,877 rutas identificadas son atendidas por un solo operador.
• La COFECE recomienda, entre otras, modificar las condiciones de entrada a las centrales camioneras para introducir mayor presión competitiva al mercado.
• En beneficio de los usuarios, la entrada de un participante a rutas sin competencia podría disminuir el precio promedio por kilómetro en 40%.

La Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE o Comisión), realizó el Estudio de competencia en el autotransporte federal de pasajeros, el cual identifica falta de competencia en la mayoría de las rutas que se ofrecen en el país. Ello debido, en parte, a que la regulación inhibe la participación de más agentes económicos en las distintas rutas, lo que impide la oferta de más opciones de servicios a mejores precios, en detrimento del bienestar de los usuarios.

Resultado de lo anterior, se observa una alta participación de mercado para cuatro Grupos de Interés Económico (GIE), mismos que están presentes en el 95.2% de las 5 mil 877 rutas identificadas en este estudio. Además, en 76.8% de dichas rutas participa un solo operador.

Entre los obstáculos regulatorios detectados, destaca la obligación de cumplir con requisitos y trámites que, a falta de claridad en su aplicación, dotan de amplia discrecionalidad a las autoridades en el otorgamiento de permisos de nuevas terminales. Esta falla normativa tiene un impacto negativo en los niveles de competencia porque para ofrecer una ruta se exige contar con acceso a terminales de origen y destino, lo que de inicio representa una inversión millonaria si no se tiene entrada a una terminal establecida y limita la entrada de nuevos participantes. A pesar de lo anterior, en la práctica varias empresas establecidas realizan ascensos y descensos en lugares distintos a las terminales, lo cual confirma la necesidad de actualizar el marco normativo para ajustarse a la realidad y dar posibilidad a nuevos competidores de ampliar la oferta.

Ello se agrava por legislaciones estatales que imponen criterios que favorecen a empresas establecidas, como contar con la opinión favorable de transportistas locales para autorizar el permiso de operación de una ruta a un nuevo competidor.

La regulación actual no exige a los operadores de terminales contar con reglas de acceso ni hacerlas públicas, si es que existen. Así, los nuevos entrantes a una ruta, que quieran operar desde una terminal necesitan llegar a un acuerdo con la concesionaria o empresas que controlan la central camionera, mismas que tienen incentivos para negarles el acceso o darlo en condiciones de desventaja.

Asimismo, el modelo de autotransporte mexicano es rígido, al exigir a los operadores: registrar tarifas máximas con al menos siete días de anticipación; avisar de la cancelación de la ruta con 30 días hábiles de anticipación, y utilizar el autobús autorizado en una sola ruta, sin posibilidad de poderlo mover a otra ruta con mayor demanda.

Cuando los grandes GIE coinciden en una ruta suelen ofrecer tipos de servicio distinto; por ejemplo, uno ofrece el servicio de primera clase y otro el económico.

La falta de competencia en rutas ha generado precios altos que, en términos de la capacidad adquisitiva de los usuarios del transporte federal de pasajeros, tiene como efecto una pérdida en el bienestar de las familias. El estudio estima que la entrada de un competidor en rutas previamente atendidas por un solo oferente se reflejaría en una disminución del precio promedio por kilómetro de 40%. Esto deja ver la relevancia de mejorar las condiciones regulatorias en este mercado.

Poster

¿Y usted qué opina?
Deje sus comentarios e inquietudes sobre algún tema relacionado con el evento en este espacio

Su dirección de correo electrónico no se publicará