Retos de la niñez

El 30 de abril se celebra en México el Día del Niño, en esta fecha se busca fomentar la  fraternidad, la comprensión de la infancia del mundo, la promoción del bienestar y de los derechos de los menores. De acuerdo a INEGI (Encuesta intercensal, 2015), se estima que la población  infantil es de más 32 millones, , lo que representa cerca del 27% de la población total de México. En este sentido, nuestro país reconoce en la carta magna a los infantes como titulares de derechos como: vida, supervivencia y desarrollo; igualdad; a no ser discriminado; vida libre de violencia; salud; educación, entre otros derechos fundamentales, que también son garantizados para menores migrantes que entran a México.

De acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), las problemáticas que afectan a la niñez en México son múltiples: violencia, obesidad y desnutrición, bajo aprovechamiento escolar o inasistencia a la escuela, problemas de salud, entre otros.

La Secretaría de Gobernación publicó que de enero a julio de 2018 alrededor de 6 mil 450 menores fueron repatriados a México por parte del gobierno de los Estados Unidos; 350 eran menores de 11 años, de los cuales 45 llegaron solos a México. De las repatriaciones realizadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), cerca de 2 mil 120 fueron realizadas por medio de las garitas de Mexicali y Tijuana.

Específicamente, en 2015 Baja California ocupó el 1er lugar relativo y 2do lugar en números absolutos de los estados con mayor inmigración de niños procedentes de EUA. La zona metropolitana de Tijuana ocupa el 1er lugar a nivel estatal con 6,552 niños inmigrantes de EUA entre 2010 y 2015.

En este sentido, con el objetivo de conocer sobre la historia migratoria y educativa de las y los estudiantes transnacionales y sus necesidades de integración en las escuelas de una de las áreas metropolitanas con mayor inmigración de Estados Unidos, se realiza la Encuesta de Integración Escolar y Migración (ESIEM) por parte de El Colef y la Secretaría de Educación de Baja California en 2017, investigación coordinada por la Dra. Eunice Vargas, investigadora del Departamento de Estudios de Población de El Colef, la cual se aplicó en 86 escuelas de Tijuana, Rosarito y Tecate, donde se identificó una muestra de 463 alumnos y alumnas que tenían experiencia de haber residido o estudiado en EUA. Entre las razones por las cuales llegaron a la región resaltan el trabajo y la deportación de los padres.

La encuesta señala que el apoyo en el aprendizaje del idioma español y la intervención psicopedagógica son fundamentales para mejorar las oportunidades de integración del menor, dado que al arribar a México éste cuenta con menores conexiones sociales en la escuela, no posee un manejo del idioma, invisibilidad de sus problemas; lo que ocasiona un menor gusto por la escuela y enseñanza, lo cual los vuelve más propensos a perder años escolares.

La falta de  redes de apoyo en las escuelas es un tema que requiere de gran atención, paralelamente a otras amenazas sociales que impactan en el  desarrollo escolar. El Dr. Pedro Paulo Orraca, Coordinador de la Maestría en Economía Aplicada de El Colef, expone los efectos de la exposición al crimen en los resultados educativos de los estudiantes de primaria y secundaria en México a través del artículo “Crime Exposure and Educational Outcomes in Mexico”.

Los resultados muestran que un aumento en la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes está asociada a una reducción en los puntajes del examen ENLACE entre 0-0035 y 0.0142 de desviación estándar. Se presenta como hipótesis que los efectos negativos de la exposición a la delincuencia en los resultados educativos se deben en parte a una reducción del número de horas de contacto, en las que los estudiantes no compensan esta situación estudiando más fuera de la escuela.

Este artículo presenta pruebas de que la exposición de violencia a menores los afecta en su desempeño escolar. Expone también  que se tendrían efectos a mediano y largo plazo, ya que la exposición temprana a los homicidios tiene un impacto en los niveles educativos posteriores y, por lo tanto, en el flujo futuro de ingresos de la juventud mexicana. Además, dado que los efectos de la exposición a la delincuencia son mayores en las escuelas públicas y en las zonas más marginadas, estas consecuencias negativas son potencialmente amplificadas entre los estudiantes que residen en hogares situados en la parte inferior de la distribución del ingreso. Concluye que dado que el nivel de estudios desempeña un papel central en la explicación de las diferencias en los ingresos y el bienestar económico general, esto puede generar una mayor desigualdad en el futuro al aumentar la brecha en los niveles de rendimiento del capital humano entre los ricos y los pobres.

En el marco de la alimentación, de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), tres de cada diez niños en edad escolar padecen sobrepeso u obesidad en México. Algunas de las consecuencias son las enfermedades cardiovasculares y diabetes infantil, entre otras. La percepción y la insatisfacción con la imagen corporal han sido estudiadas ampliamente en adolescentes y adultos, pero poco en niños.

El artículo de investigación “Autopercepción del peso a través de figuras corporales en niños en edad escolar de Piedras Negras, Coahuila, México”, coordinado por el Dr. Felipe Javier Uribe Salas, investigador del Departamento de Estudios de Población de El Colef, realizado en 2017, muestra los resultados obtenidos mediante el estudio de 155 niños.  Este trabajo se enfocó en determinar si existen diferencias de medida entre la imagen corporal percibida, la ideal y la real, en población escolar.

De acuerdo a los resultados obtenidos, la discrepancia fue absoluta en las categorías de bajo peso (100%) y sobrepeso (100%), y en la de obesidad (97.3%), mientras que los niños de peso normal solo discreparon en el 5.6%, siendo esta relación estadísticamente significativa. Todos los niños con bajo peso seleccionaron una figura con mayor volumen que la que les correspondía, y por el contrario, todos los niños con sobrepeso y casi todos los que tenían obesidad seleccionaron figuras de menor volumen que aquella que les correspondía. Estos resultados denotan la insatisfacción mixta de los niños con su peso corporal.

A través de estos resultados podemos inferir que mantener una insatisfacción corporal, puede generar trastornos en salud mental, además de propiciar trastornos alimenticios; conductas que no propician un sano desarrollo en la niñez.

Pero México no solo está compuesto por mexicanos, es un país de origen, tránsito y destino de migrantes. A raíz de la llegada de las Caravanas migrantes miles de niños y niñas, en compañía de sus padres o solos, han ingresado a nuestro país con la intención de llegar a la frontera norte de México y cruzar a Estados Unidos. A finales de 2018, la UNICEF expuso que más de dos mil menores formaban parte de la caravana.

Sin embargo, los menores migrantes no son nuevos dentro del fenómeno de la migración. De acuerdo al Instituto Nacional de Migración, en el 2016 fueron asegurados en México 40,414 menores, 17,619 eran menores de 11 años. Al año siguiente En el 2017 fueron asegurados 18,300 menores de 17 años y durante el primer trimestre del 2018 se aseguraron a 7,266 menores.

Ante este escenario y con el arribo de caravanas de migrantes de centroamérica a distintos puntos de la frontera norte, un equipo de investigadores de El Colef en la región noreste de México realizó el informe La caravana centroamericana de migrantes en Piedras Negras, Coahuila 2019. Diagnóstico y Propuestas de acción.”. donde se emiten recomendaciones respecto a la atención en diferentes rubros de  la niñez acompañada y no acompañada.

Respecto a la protección de lazos familiares el informe recomienda tener un registro detallado de las y los menores y en el caso de los menores que migran con sus padres o familiares, asegurar en todo momento el mantenimiento de los vínculos familiares. Para asegurar la protección es necesario que el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de los diferentes órdenes de gobierno sea la entidad responsable de velar por los menores.

En materia de educación puntualiza que es necesario asegurar el derecho fundamental de la educación, se recomienda la coordinación con la Secretaría de Educación Pública federal y estatales, a fin de que informen a los familiares de las niñas y los niños sobre las posibilidades de inserción educativa para los menores, los requisitos y esquemas aplicables. Se puntualiza que se deberá asegurar que los infantes reciban contenidos educativos, cuenten con profesores especializados en materias como español, civismo, matemáticas y ciencias naturales, además de que tengan acceso a libros, libretas, colores, pizarrones, durante su estancia en los albergues.

Durante la investigación realizada en Piedras Negras, se encontraron casos de menores enfermos de las vías respiratorias, por lo que señalan que se debe asegurar que los niños y las niñas migrantes reciban el esquema nacional de vacunación de manera completa, así como atención médica integral a su paso y durante su permanencia en México.

Los retos para lograr que las niñas y los niños tengan un óptimo desarrollo en México son muchos, hay muchas barreras que saltar y muros por derribar, de los cuales el trabajo académico trata de visibilizar para su solución. Sin embargo, debemos trabajar todas y todos unidos para darles a las y los menores el país que nos hubiera gustado tener cuando éramos infantes.