Pensión y adultos mayores

El novelista y ensayista André Maurois dijo que “el arte de envejecer es el arte de conservar alguna esperanza”, pero esto en México parece ser algo difícil de conservar.

De acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), solo 2 de cada 10 adultos mayores pueden solventar sus gastos; los ocho restantes viven en situación de pobreza. Mientras que de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), para el año 2030 en México habrá más adultos mayores que personas menores de 15 años y para el 2050 se estima que 3 de cada 10 personas tendrán más de 60 años.

Para esta edición de El Correo Fronterizo entrevistamos a la Dra. Juana Isabel Vera López, Investigadora del Departamento de Estudios de Administración Pública de El Colef en Piedras Negras, quien nos habló acerca de qué es una pensión, seguridad social en los adultos mayores y el escenario futuro que tendrán los jóvenes de hoy.

El Correo Fronterizo: ¿Qué es una pensión?

Dra. Juana Isabel Vera López: Es el pago que recibe el trabajador, al concluir su vida laboral. Para hacerse acreedor de una pensión, el trabajador debió haber estado inscrito en un sistema de seguridad social, por ejemplo, el IMSS o ISSSTE.

Generalmente, la empresa o institución que contrata al trabajador, realiza su trámite de afiliación, para que pueda percibir la seguridad social y, entre las prestaciones que obtiene, se encuentran los servicios de salud, así como el cotizar por su pensión. Para ello, parte del salario del trabajador se le descuenta, para destinar este monto al pago de su seguridad social. Este pago, tiene establecida una aportación obligatoria, pero si el trabajador desea, también puede contribuir con ahorro voluntario, lo cual le permitirá incrementar el monto de su pensión.

El Correo Fronterizo: En las noticias se suele decir que el sistema de pensiones en México es deficiente y que se debe cambiar este modelo a un sistema de AFORES ¿A qué se refieren exactamente, cuál es el problema que enfrenta México?

Dra. Juana Isabel Vera López: Actualmente, el sistema de pensiones en México se basa en un régimen de capitalización individual. Sí se continúan pagando las pensiones del anterior régimen de beneficio definido pero, cuando se realice el pago de la última pensión que se encuentra dentro de este régimen, nuestro sistema de pensiones será únicamente de capitalización individual. La deficiencia a la que se refiere es por la falta de recursos para garantizar el pago de pensiones. Es por ello, que anualmente se destina una partida del presupuesto de egresos de la federación para el pago de pensiones del régimen de beneficio definido. Las pensiones del régimen de capitalización individual se comenzarán a pagar a partir del 2021. Un régimen de capitalización individual es aquel en donde el trabajador tiene una cuenta individual donde deposita sus aportaciones para el pago de su seguridad social, una parte de este monto, va para su futura pensión. En este régimen, lo que haya ahorrado el trabajador, es lo que recibirá como pensión.

El Correo Fronterizo: ¿Los adultos mayores en México se encuentran protegidos por sus pensiones o son insuficientes para cubrir sus necesidades?

Dra. Juana Isabel Vera López: En México, aproximadamente un 20 por ciento de los adultos mayores recibe una pensión. De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en promedio, una adulta mayor recibe una pensión de 5,128 pesos, mientras que un adulto mayor recibe en promedio 6,602 pesos.

Para quienes no contribuyeron a la seguridad social, siendo hombre están recibiendo en promedio una pensión de 608 pesos y siendo mujer 611 pesos.

Estos montos no son suficientes, si consideramos que en la vejez es cuando se requieren servicios de salud geriátricos, medicamentos, trabajo de cuidado (para atender al adulto mayor en sus requerimientos diarios), entre otros.

El Correo Fronterizo: Los jóvenes de hoy en día, según algunos artículos en periódicos, no tienen una cultura del ahorro y menos de abrir una cuenta de AFORE y, de seguir de ese modo, ¿cuáles son los problemas que tendrían con una escasa o nula seguridad social?

Dra. Juana Isabel Vera López: Considero que no se trata de una falta de cultura del ahorro, sino que a los jóvenes les tocó vivir en una situación de crisis en los sistemas de pensiones. Es un tema complejo, porque se observan diversas problemáticas como el aumento del embarazo adolescente, el incremento de las tasas de obesidad y sobrepeso, etc.

Bajo este escenario, se tiene que para 2050, estos jóvenes llegarán a los 65 años y si no ahorraron lo suficiente para su pensión o no cuentan con una pensión, será un grave problema, tanto para ellos como para sus familias y quienes se hagan cargo de ellos.

Se requiere prever a futuro, se cuente o no con una pensión, se debe realizar al menos un ahorro mínimo que nos permita garantizar el cubrir nuestras necesidades primordiales: alimentación, vivienda, vestido, salud, entre otras. También se requiere el autocuidado de la salud.