Movilidades transfronterizas y el COVID-19 en Tijuana y Ciudad Juárez

Con el objetivo de ofrecer un análisis puntual sobre la forma en que el contexto transfronterizo, la movilidad de personas y mercancías en las ciudades fronterizas de Tijuana y Ciudad Juárez ha influido para que en estas regiones se haya presentado una alta prevalencia del COVID-19, se publica el documento “Las movilidades transfronterizas y el COVID-19: las ciudades de Tijuana y Ciudad Juárez en la frontera de México con Estados Unidos” elaborado por María del Rosio Barajas Escamilla de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef) y Patricia Radilla Chávez de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Este documento se divide en dos apartados: el primero que tiene que ver con revisar qué ha sucedido con la movilidad de personas y mercancías en el espacio transfronterizo de Tijuana-

San Diego y Ciudad Juárez-El Paso; y el segundo que aborda el tema de las comorbilidades de la población en estas ciudades y su relación con el entorno transfronterizo.

Una parte sustancial de la dinámica económica compartida, se sustenta en el desarrollo de la industria de exportación, y ante la alta sensibilidad de estas ciudades al contagio, es altamente deseable que tanto corporaciones transnacionales como nacionales se apeguen a la ética y a la Responsabilidad Social Corporativa, siendo fundamental respetar los principios de cuidado y respeto de la salud y derechos de la fuerza de trabajo. 

De acuerdo a la Secretaría de Salud de Baja California para a mediados del mes de mayo el 14% del total de casos de COVID-19 registrados correspondían a empleados y trabajadores de la industria maquiladora de exportación, con un escenario similar para Ciudad Juárez. De igual manera, se menciona que la distancia entre puestos de trabajo, la higiene en la línea y en general en las operaciones industriales es fundamental para mantener la salud de estos trabajadores. También se puntualiza en que hubieron situaciones en las que no se acataron las disposiciones oficiales y se dieron casos de despidos injustificados, presión para presentarse en horario normal

de trabajo aun cuando se presentaban síntomas de afectación del virus.

Por las características de este virus, desde el inicio de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre el papel que podían jugar en el agravamiento de las personas contagiadas con COVID-19 y las comorbilidades que presentaba una parte importante de la población mundial. Este estudio muestra que las ciudades fronterizas incorporadas en el análisis, al momento del corte, presentaron altos grados de comorbilidades asociadas a los pacientes COVID-19. 

Tijuana presenta un 78.01% de comorbilidad y Ciudad Juárez, 82.97%; lo anterior significa que los enfermos de COVID en estos municipios han presentado más de una comorbilidad asociada a

la enfermedad actual. En cuanto al tipo de comorbilidad que más resalta en los afectados por el COVID-19, se encuentra por orden de importancia la hipertensión arterial, la diabetes mellitus tipo 2, la obesidad y el tabaquismo.

El artículo señala que tanto sociedad como gobierno requieren contar con un plan de gestión de la continuidad de los diversos flujos de personas y mercancías, ello para contener el proceso de contagio, y más importante, el cómo debe actuarse en un contexto de regreso hacia la nueva normalidad; por lo cual emiten líneas de acción que pueden aportar a esta transición en la reanudación de actividades.

El documento de contingencia “Las movilidades transfronterizas y el COVID-19: las ciudades de Tijuana y Ciudad Juárez en la frontera de México con Estados Unidos” se encuentra disponible para consulta y descarga a través de: https://www.colef.mx/estudiosdeelcolef/las-movilidades-transfronterizas-y-el-covid-19-las-ciudades-de-tijuana-y-ciudad-juarez-en-la-frontera-de-mexico-con-estados-unidos/