Los festejos del día de muertos en un mundo globalizado

El día de muertos es una manifestación mexicana incluida dentro de la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO (2008) debido a la fusión de elementos prehispánicos y españoles que se han perpetuado hasta nuestros días. La tradición de día de muertos es considerada una construcción social que cambia temporal y espacialmente, se actualiza y se renueva. La celebración como un sistema simbólico que representa la identidad mexicana.

El culto a la muerte era uno de los elementos básicos del México prehispánico. La muerte para los antiguos mayas no tenía el mismo significado que para los católicos, para quienes la idea del cielo y el infierno es penitencia o recompensa. A diferencia, los mayas creían que la ruta del destino de los muertos estaba definida por el tipo de muerte que hubiera tenido, no por su comportamiento en la vida.

El Día de los Fieles Difuntos tuvo su origen en la iglesia primitiva, cuando los cristianos de los primeros siglos murieron por defender sus creencias y difundir el mensaje de Jesucristo. La Iglesia Católica, para conmemorar a aquellos que habían muerto por estos actos, les asignó el Día de los Fieles Difuntos, celebrado un día después de Todos Santos, el 2 de noviembre de cada año.

En México se percibe a la muerte de una manera muy peculiar, pues los mexicanos utilizan la sátira para burlarse de ella, prueba de ello son las famosas calaveras literarias, las cuales consisten en versos rimados que ironizan situaciones de personajes populares e impopulares usando el tema de la muerte con una intención humorística.

En esta ocasión El Correo Fronterizo entrevistó al Dr. Guillermo Meneses Investigador del Departamento de Estudios Culturales en El Colegio de La Frontera Norte, quien nos habló sobre: La celebración de día de muertos y de cómo la globalización y los flujos de consumo influyen en la reconfiguración de estas festividades.

 

El Correo Fronterizo: ¿Cómo se consolida la tradición de día de muertos?  

Dr. Guillermo Meneses: Cuando hablamos de la fiesta de muertos en el siglo XXI en México tenemos que saber que hay componentes uno de origen católico cristiano y otro de origen indígena, preponderantemente de tradición náhuatl, mexica y azteca. En Europa había una fiesta de difuntos en el mundo católico, desde la Edad Media se tienen estas fiestas por el día de muertos, la única fiesta medieval que queda aún viva está en Cataluña, ahí utilizan esqueletos, calaveras, paseando por las calles. Los españoles al llegar a México se encuentran que también hay una tradición de honrar a los muertos y es en octubre después de las cosechas, cuando hay mucho alimento;  además de que los simbolismos en fiestas, coinciden entre los pueblos de Oaxaca y Michoacán, por ejemplo en las flores, las ofrendas, comida, luz, el copal. Entonces llega el momento que la tradición católica cristiana se une a la indígena y es lo que reconfigura la actual fiesta de muertos, entonces tenemos simbolismos como es la flor de cempasúchil, el arco, cuestiones católicas y cristianas como lo son los días establecidos, pues la fiesta indígena duraba varios días, incluso más de un mes etc. La actual fiesta de muertos mexicana como podemos ver es el fruto del mestizaje y podemos ver elementos de las culturas indígena y elementos de tradición católica.

 

El Correo Fronterizo: ¿La festividad del día de muertos cumple una función ideológica?

Dr. Guillermo Meneses: Tiene una función ideológica que tiene que ver con no solo cuestiones de religión, sino cuestiones de identidad, o sea puede haber católicos pero también no creyentes que celebran la fiesta, unos lo hacen desde un punto de vista de la religiosidad, la fe, pero otros lo hacen desde un punto de vista de un rasgo festivo, desde las tradiciones de mis antepasados que a lo mejor eran católicos pero yo ya no lo soy. Entonces hay cuestiones ideológicas religiosas pero también hay negocios hay cuestiones políticas. El gobierno mexicano reivindica la identidad mexicana con una fiesta de muertos que los identifica ante el mundo.

 

El Correo Fronterizo: La globalización, la incorporación de nuevos símbolos, la comercialización, o el turismo  ¿Son elementos que en determinado momento pueden impulsar a reconfigurar esta manifestación?

Dr. Guillermo Meneses: Han desaparecido cientos de festividades de carácter indígena o se han transformado para poder resistir, como la fiesta de muertos.

Con las fuerzas de globalización ha habido dos manifestaciones culturales, que hablan de cómo la fiesta de muertos de México ha sido proyectada internacionalmente y ha tenido impactos interiormente, la película Spectre 007 comienza con un desfile de día de muertos que no existía en la tradición mexicana, la película empieza así para decir estamos en México el día de muertos. A partir de ello, los turistas venían a ver el desfile de día de muertos, entonces el gobierno de México lleva tres años celebrando este desfile, a partir de entonces han ido 2 millones de personas a verlo.

Aquí hay una tradición inventada que tiene tres años, apareció en una película de Hollywood ,el gobierno de México la hizo suya y  la gente se apropió de ella y la hizo suya también. La globalización, los flujos de consumo, las inversiones, el marketing apropiándose de la fiesta de muertos, inventando algo. No hay problema porque esto parece ser que vino para quedarse, a lo mejor en 100 años estamos hablando del desfile de día de muertos y ya se habrá olvidado que empezó con 007.

Segunda es la película Coco, el impacto a nivel mundial en el imaginario es que está basada en la fiesta de muertos de México, los elementos el cempasúchil el naranja están presentes, el recuerdo, etc., a nivel mundial el éxito de la película, hace que en otros países comiencen a recuperar antiguas festividades de muertos que se habían apagado. En las llamadas fiestas de finaos, se empieza a rescatar las celebraciones que se realizaban de otra manera, era menos festiva, más luctuosa, recordando sin foto, sin flores, sin canciones. La película Coco empieza a Impactar en el imaginario en países de occidente donde la gente empieza a retomar aspectos de la fiesta mexicana de muertos, lo incorporan como suyo.  Se rescatan las tradiciones perdidas, se reinventan nuevas, se relacionan afectivamente con sus antepasados, aquí se puede ver cómo la globalización, películas están impactando en México, como México está impactando fuera.

 

El Correo Fronterizo: ¿Considera que Halloween simboliza una agresión frente a las festividades de día de muertos?

Dr. Guillermo Meneses: Hay quien dice que Halloween eclipsa el día de muertos, pero Halloween es un carnaval, una fiesta de disfraces en la cual la temática son las brujas y los monstruos. El carnaval es una fiesta religiosa, además la iglesia católica lo toleraba, coincide con el día de muertos, lo que ocurre es que se solapan, se rechazan, o viven las dos.

Cada quien lo vive como cree conveniente, depende de cómo la persona lo valora, entonces Halloween es otra fiesta de otoño, traída de Europa pasada por Estados Unidos, y ha penetrado a México; no sólo por la frontera sino también lo vemos en las comunidades indígenas, los niños se disfrazan en fiestas de muertos con máscaras de Halloween; pero esas máscaras son utilizadas en rituales de día de muertos. Esto es parte de la globalización, del mestizaje, aculturación, y transculturación.

Nadie va diciendo por la vida que el tequila mexicano se hace con alambique que lo trajeron los españoles que a su vez lo habían traído los árabes a España,  nadie dice que la charrería no es mexicana. En un país como México hay préstamos desde hace siglos que venían de otros países y hoy son más mexicanos que el nopal.