Legalizando la ciudad

“Legalizando la ciudad. Asentamientos informales y procesos de regularización en Tijuana” es resultado de una extensa investigación realizada entre junio de 2001 y mayo de 2002, por los investigadores de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef) Tito Alegría y Gerardo Ordóñez. Su contenido representa una aproximación sistemática al estudio de la irregularidad en la tenencia del suelo urbano en Tijuana, Baja California.

Esta trabajo, publicado en 2005 y en 2015 en su formato electrónico, está estructurado a través de cuatro ejes: 1) localizar y dibujar digitalmente los asentamientos irregulares, y estimar sus dimensiones en términos de superficie, valor y volumen de población; 2) explorar las implicaciones de este fenómeno en la calidad de las viviendas, en las carencias de servicios públicos básicos y de infraestructura urbana, así como en los mercados locales de vivienda; 3) conocer los alcances y limitaciones de las instituciones públicas encargadas de resolver el problema de la irregularidad, tanto en los aspectos de prevención y control como en lo relativo a los procesos de regularización, y 4) proponer recomendaciones de política que permitan mejorar la capacidad institucional para acelerar la regularización y atajar el crecimiento urbano irregular. 

El gran crecimiento de Tijuana se encuentra estrechamente ligado a su localización fronteriza. Al inicio del siglo XX la ciudad era una pequeña localidad de 242 habitantes y cien años después albergaba a 1 148 681 personas. En el 2000 la ciudad se colocó entre las ocho más importantes del país y la segunda de toda la franja fronteriza. En este sentido, los investigadores plantean que, de acuerdo a los parámetros utilizados, los asentamientos irregulares ocupan 43 por ciento de la superficie censada, alojan 53 por ciento de la población y tienen 52 por ciento de las viviendas. 

Los autores señalan que estas dimensiones son la expresión de un proceso de crecimiento urbano que continuará en las próximas décadas de no cambiar las condiciones que prevalecen en la actualidad. “La ciudad ha crecido y seguirá creciendo con mucho empleo, pero una parte importante de su población seguirá recibiendo bajos salarios. La irregularidad es una alternativa de la población con pocos ingresos a la necesidad de suelo para vivienda y ha sido agravada por haber ocurrido en muchos casos sobre terrenos no bien definidos en cuanto a los derechos de propiedad”. 

En los apartados finales de esta obra, se explica que la planeación del desarrollo urbano ha mostrado escasa efectividad como instrumento para promover la expansión ordenada de las ciudades fronterizas, así como para proveer la infraestructura, los servicios y las viviendas que requieren los ritmos de crecimiento de la demanda social y de las actividades productivas. En este escenario, Tijuana es un ejemplo claro y extremo. 

Entre las deficiencias que ha tenido la planeación urbana de todos los niveles de gobierno, las más graves son las siguientes: carencia de información estadística y geográfica para elaborar diagnósticos precisos y proyecciones de mediano y largo plazos; ausencia de mecanismos de seguimiento y evaluación que posibiliten una adecuada aplicación y la retroalimentación periódica; desvinculación de fuentes de financiamiento público, social y privado, y poca articulación intergubernamental para gestionar de manera conjunta programas y proyectos específicos. En este sentido, destaca el tratamiento superficial que se le ha dado en los planes y programas al problema de la irregularidad en la tenencia de la tierra. 

Como parte del análisis realizado y materializado en este libro, los investigadores, con base en este diagnóstico, proponen acciones de gobierno orientadas a tres grandes objetivos: i) reducir el rezago en la regularización, ii) dotar de instrumentos y recursos a las instituciones para que articulen de manera puntual las demandas de suelo y vivienda de la población de menos recursos y iii) salvar los obstáculos que limitan el funcionamiento de los mercados de suelo y vivienda.

“Legalizando la ciudad. Asentamientos informales y procesos de regularización en Tijuana”, es un libro que aún, tras varios años de su publicación, continúa con vigencia debido a que esta ciudad fronteriza continúa en expansión y con dinámicas que se complejizan cada vez más. El libro en formato electrónico se encuentra disponible para su venta a través de: https://libreria.colef.mx/detalle.aspx?id=7493

Plataforma Nacional de Transparencia

SIPOT-El Colegio de la Frontera Norte, A.C.

SIPOT-Fideicomiso de Investigación El Colegio de la Frontera Norte