La Migración Internacional

El siglo XXI se ha caracterizado por la gran cantidad de movimientos migratorios y de refugiados alrededor del mundo. En 2016 se dio el movimiento del mayor número de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.

Entre un migrante y un refugiado, la Agencia de la ONU para los refugiados define a un migrante como la “personas que, sin tener un temor fundado por su vida a causa de un conflicto, persecución o violencia, se deciden a abandonar su país de origen. Puede tratarse de personas emprenden movimientos migratorios en busca de oportunidades económicas”.

Por otra parte, son considerados refugiados “aquellos que han huido de su país de origen por un temor de persecución, conflicto o violencia. Entre ellos están los refugiados de guerra o conflictos armados, mujeres que huyen de la violencia sexual o de género, de la mutilación genital femenina, personas perseguidas por su orientación sexual o cuya vida corre peligro”.

En 2017, un total de  68,5 millones de personas fueron obligadas a dejar de manera forzada sus hogares.

Al dejar sus comunidades de origen, en calidad de migrante o refugiado, lo que estas personas buscan es una oportunidad para mejorar su vida y la de los suyos. En este contexto, Estados Unidos recibió en 2016 a 46,6 millones de personas que abandonaron su lugar de origen, le siguen países como Alemania con 12 millones, Rusia con 11,6, Arabia Saudita con 10,2 y Reino Unido con 8,5 millones.

El Dr. Rodolfo Cruz, Director del Departamento de Estudios de Población y Docente en el programa de estudios de Especialidad en Migración Internacional de la Unidad de Educación Continua de El Colef, comenta sobre la importancia de estudiar la migración internacional y la importancia de la estadística en el estudio de este fenómeno.

 

El Correo Fronterizo: ¿Por qué es importante estudiar la migración?

Dr. Rodolfo Cruz: Es importante saber cómo son esos flujos, su composición, de dónde a dónde se están moviendo. Lo hemos observado en nuestra propia región de Mesoamérica y Norteamérica, cómo la dinámica de la migración se ha ido transformando, modificando.

Es muy importante para los gobiernos de los países saber cuánta gente está llegando o cuánta gente está saliendo de su región, porque sin esos elementos no se puede realizar una buena planificación de cuántas escuelas, hospitales se necesitan; cuál va a ser la demanda de energía eléctrica y/o de otros servicios públicos.

El Correo Fronterizo: ¿En dónde radica la importancia de la estadística en el estudio de la migración?

Dr. Rodolfo Cruz: La estadística tiene un papel fundamental, porque permite tener información, datos confiables, para saber de qué magnitud es el evento o fenómeno que se trata de estudiar.

En el caso de la emigración de México a Estados Unidos, hace 30 años se hablaba de que eran millones los que formaban parte del flujo migratorio hacia el país vecino. Lo vemos en Donald Trump cuando habla de los migrantes mexicanos; pero hoy en día, tenemos los datos, las cifras de la EMIF, donde podemos ver que el flujo anual es de menos de 100 mil y que, en contraparte, el flujo de Estados Unidos hacia México ha aumentado. Con estos datos es que nosotros podemos hacernos una idea clara de lo que está sucediendo.

*La entrevista del Dr. Rodolfo Cruz es un extracto de la conversación que mantuvo en el programa “Las voces del norte” sobre la migración internacional y los programas de estudio de la Unidad de Educación Continua de El Colef.

La Unidad de Educación Continua cuenta con tres programas de especialidad con convocatoria abierta: Migración Internacional, Estudios de las Ciudades del Siglo XXI y Estudios de la Frontera México-Estados Unidos.

Para más información sobre la Unidad de Educación Continua, visite: https://www.colef.mx/uec/