La migración como fenómeno de estudio

La migración internacional es un fenómeno que se ha incrementado de manera acelerada en las últimas dos décadas, se encuentra fundamentada en la búsqueda por  mejores opciones de tipo laboral y económico, y, es ahí donde la brecha salarial entre países industrializados y países en vía de desarrollo, marca una pauta importante a la hora de tomar la decisión de migrar.

La migración internacional ha generado consecuencias, dichos efectos son investigados, su estudio compete a los países de origen de dicha población y también a los países de destino.  

En esta ocasión El Correo Fronterizo entrevistó al Dr. Rafael Alonso Hernández López, Coordinador del Doctorado en Estudios de Migración en El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), quien nos habló sobre el aporte de la academia al entendimiento de la migración.

 

El Correo Fronterizo: Dr. Rafael, cada vez que hay una crisis migratoria se ven diferentes asociaciones civiles y religiosas brindando ayuda a las personas migrantes, otorgan comida, agua, vestimenta, etcétera. Siguiendo esa línea ¿Qué tipo de ayuda o cuál es el aporte que realiza la academia?

Dr. Rafael Alonso Hernández: La academia promueve la posibilidad de entender las razones, los comportamientos, las dinámicas y los efectos de estos movimientos de población. Entonces, un primer aporte de la academia sería entender qué está pasando en estos fenómenos. Sea en el rubro de mercados laborales, políticas migratorias o en cuestiones de bienestar.

En ese sentido, un aporte del programa de posgrado en estudios de migración de El Colef, es la formación de personas con un espíritu crítico sobre los fenómenos que están ocurriendo, de tal forma que no te quedas solo con lo que estás viendo en la frontera, sino que seas capaz de entender  cuáles son los motivos que por los que estas personas se desplazaron, en qué países estuvieron, cómo fueron recibidos, bajo qué mecanismos legales pudieron cruzar por nuestro país.

Alguien que se forma con nosotros, tiene la habilidad para desarrollar proyectos que ayuden a incidir en políticas públicas, y con ello transformar la situación de migrantes.  

 

El Correo Fronterizo: Respecto a la incidencia en políticas públicas ¿La academia ha influido en la toma de decisiones del gobierno mexicano, en lo referente a las políticas migratorias?

Dr. Rafael Alonso Hernández: Hay un trabajo, una actividad constante, entre el gobierno y la academia, sin embargo no siempre quienes toman las decisiones, toman en consideración los aportes que se realizan en la academia.

En algunas instancias del gobierno, sí hay esta disociación entre el trabajo gubernamental y el trabajo académico, entonces faltaría establecer más esta comunicación para que lo que se produce en la academia tenga impacto en políticas públicas, en acciones y en decisiones de gobierno. Entonces sí hay colaboración, pero eso no se traduce en la toma de decisiones.  

 

El Correo Fronterizo: La academia genera conocimiento y también educa a las nuevas generaciones de investigadores, siguiendo esa línea de pensamiento ¿no considera que tanta información podría desensibilizar a las y los estudiantes respecto a las personas que migran, que las vean solo como un dato o como parte de un fenómeno más que como un ser humano?

Dr. Rafael Alonso Hernández: El Doctorado en Estudios de Migración de El Colegio de la Frontera Norte, tiene como uno de sus objetivos fomentar actitudes de tolerancia y de respeto a la diversidad de ideas y de personas. Entonces nuestros investigadores sociales tienen que ser muy abiertos a las diferentes situaciones que se presentan en los contextos que trabajamos.  

El reto es encontrar el equilibrio entre una actitud crítica de investigación frente a las actitudes empáticas que buscan comprender el caso migratorio. Buscamos fomentar una conciencia ética, sin que eso suponga que pierdan una actitud crítica frente a lo que están viendo.

La apuesta de este programa es generar conocimiento sobre estos procesos  para que los investigadores a la par del análisis que realizan, puedan desarrollar procesos de investigación y que los resultados de éstos sean aplicados en diversos ámbitos, sea academia, gobierno y sociedad civil.

 

El Correo Fronterizo: ¿Qué ventajas tiene estudiar el Doctorado en Estudios de Migración en El Colef, qué lo hace sobresalir de otros programas similares en otras regiones del país?

Dr. Rafael Alonso Hernández: Una de las ventajas sin lugar a dudas es que estamos  ubicados geográficamente en uno de los puntos más interesantes para el análisis de los procesos migratorios, en la frontera norte de México y sur de Estados Unidos. Situarse en este espacio da la posibilidad de redimensionar tu propio análisis, tus propias percepciones, e incluso hasta tus propios juicios sobre la migración. La otra es que estudiar el doctorado en un centro de primer nivel como lo es El Colegio de la Frontera Norte, que adicionalmente a las condiciones que guarda en términos de infraestructura y de toda la experiencia que ha desarrollado en investigación sobre migración, con bases de datos y archivos.

Tienes además un conjunto de expertos ubicados en un mismo lugar, con los que puedes tener una discusión continua,  y puedes recibir retroalimentación sobre tu trabajo de manera más cercana y esto se añade con la vinculación que tiene El Colef con otros centros de investigación nacionales y extranjeros que se dedican a trabajar en estos temas de migración.  Yo diría que es un espacio ideal y muy propicio para estudiar estos temas de migración.

 

La convocatoria al Doctorado en Estudios de Migración de El Colegio de la Frontera Norte se encuentra abierta. Para más información sobre este programa de posgrado visite: https://www.colef.mx/posgrado/programasdeposgrado/dem/