La investigación como respuesta a la desinformación

Ante la incertidumbre y desinformación respecto a la llegada de cientos de migrantes centroamericanos que atravesaron México con la intención de llegar a los Estados Unidos en el mes de noviembre de 2018, El Colegio de Frontera Norte se dio la tarea de investigar y hacer un análisis de la población de la Caravana Migrante, luego de realizar trabajo de campo y  encuestas para conocer el perfil de los migrantes, se presentó un informe en el mes de diciembre y recientemente se presentó la segunda etapa de la investigación.

En este sentido, El Correo Fronterizo habló con el Dr. Rafael Alonso Hernández, Coordinador del Doctorado en Estudios de Migración de El Colef, sobre la importancia de los estudios en el campo de las ciencias sociales y la presentación de documentos, en el marco del segundo  informe “La caravana de migrantes centroamericanos en Tijuana 2018-2019 (segunda etapa)”, presentado el 25 de marzo del año en curso.

En el documento se cuentan los cambios experimentados de la Caravana, el cierre del albergue Benito Juárez, la apertura y cierre de los albergues “El Barretal” y “Contra viento y marea”, además de presentar datos estadísticos que permiten conocer las características de la población migrante y sus trayectorias migratorias, con el objetivo de convertirse en un insumo indispensable en los procesos de elaboración de políticas públicas de atención al migrante, así como en la comprensión de las complejidades del fenómeno migratorio.

Un primer informe fue presentado en diciembre de 2018, en este sentido, el Dr. Rafael Alonso Hernández, Coordinador del Doctorado en Estudios de Migración de El Colef y colaborador del informe, explicó que mucha información se fue gestando, después de la presentación, alrededor de temas como detenciones, deportaciones, cruces, listas de espera, albergues y desplazamientos de migrantes por la ciudad de Tijuana, es por ello que se decide realizar una segunda etapa del estudio, con el objetivo de dar cuenta de los cambios y continuidades de este fenómeno.

Aunque es complejo determinar los momentos y lugares precisos en que  pueden suceder numerosas movilizaciones de personas migrantes, sí pueden desarrollarse esquemas de planeación, intervención y seguimiento de contingencias como la acontecida con la Caravana Migrante en Tijuana, a través de generar y presentar información útil para quienes toman decisiones y para la sociedad en general

El Dr. Rafael señala que un académico lo que sabe hacer es investigar y que frente al cúmulo de desinformación, discriminación, xenofobia y racismo, se ponen habilidades, herramientas y conocimientos en común para construir y presentar una perspectiva crítica y pensada. De esta manera fue como especialistas en migración y migración centroamericana de El Colef, coincidieron en ofrecer de primera mano un tratamiento riguroso de la información.

Uno de los objetivos propuestos para este segundo informe era desmitificar muchos de los fenómenos que ocurrían alrededor de la población migrante. De esta manera el grupo especialistas comenzó a generar herramientas para la recolección de datos y salidas de observación en albergues, calles y espacios donde se encuentran los migrantes, para generar mayor información. “La apuesta de este tipo de informes es ofrecer una mirada científica a los fenómenos y generar propuestas de acción que contribuyan a la población”.

En el informe “La caravana de migrantes centroamericanos en Tijuana 2018-2019 (segunda etapa)” se muestran los resultados de encuestas realizadas en los albergues de El Barretal y Contra Viento y Marea -donde llegaron a habitar más de dos mil y 600 migrantes respectivamente-, donde se presentan las razones de salida de sus lugares de origen, planes a futuro y realidad actual.

“La labor de campo es muy interesante y nos invita a cuestionarnos lo que pasa”, compartió el Dr. Rafael Alonso, quien señaló que este tipo de trabajo es impactante ya que se toma conciencia de la compleja situación que viven los migrantes, que se origina en sus países natales, continúa durante su trayectoria y se extiende hasta su lugar de destino. Comentó que el papel de un investigador/a es dar cuenta del fenómeno a la sociedad, y que, a través de trabajos académicos, las personas encargadas de tomar decisiones fundamenten sus acciones; que deben estar enfocadas en generar mecanismo de atención adecuados para las personas; en este caso los integrantes de las caravanas.

Por último, el coordinador del doctorado en migración, señaló que mientras no cambien las condiciones en los países de origen, las caravanas migrantes van a continuar llegando a la frontera de México con Estados Unidos.

“Conscientes de nuestro papel en la investigación social de dar cuenta de las situaciones coyunturales, es importante continuar con la documentación, realizar análisis y ofrecer propuestas de acción. Al final estamos ante un fenómeno que tiene muchas implicaciones en las vidas de las personas. Desde nuestra experiencia, estamos invitados a continuar con el registro y estudio y hacer público, mediante estos informes y trabajos académicos, la información que generamos para generar mejores escenarios para la población”.

El informe “La caravana de migrantes centroamericanos en Tijuana 2018-2019 (segunda etapa)” se encuentra disponible para su consulta y descarga en: https://www.colef.mx/estudiosdeelcolef/la-caravana-de-migrantes-centroamericanos-en-tijuana-2018-2019-segunda-etapa/