El muro: Polarización política en Estados Unidos de América

En el mes de diciembre del 2018 el Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, anunció el cierre del gobierno como una medida para presionar a la Cámara de Representantes, en su mayoría integrada por Demócratas, en que aprueben el presupuesto de 5 mil millones de dólares que se requieren para la construcción del muro en la frontera con México.

En esta edición de El Correo Fronterizo se entrevistó al Dr. Vicente Sánchez, Investigador del Departamento de Administración Pública de El Colegio de la Frontera Norte, quien nos habló sobre la polarización política que impera en Estados Unidos, la importancia que tiene el muro, la amenaza del cierre de frontera y la postura del Presidente de México ante estos comentarios.

 

El Correo Fronterizo: ¿Los resultados de noviembre en las elecciones intermedias representan un golpe para la política de Donald Trump?

Dr. Vicente Sánchez: En cierto sentido sí. Principalmente en ciertas promesas realizadas durante su campaña electoral, por ejemplo en la construcción del muro. El pasado martes, en un mensaje a la nación, responsabilizó a los demócratas del cierre de gobierno, por no autorizar el recurso necesario para la construcción de éste.

No tiene un escenario cómodo para su política ni para las aspiraciones de reelección; hay muestras claras de que el país, Estados Unidos, se encuentra dividido. Además de que ya no posee el control de todo el aparato político, como anteriormente lo tenía el ala republicana en ambas cámaras.

Estados Unidos se encuentra muy polarizado, es probable que a medida de que pase el tiempo e inicien las campañas electorales camino al 2020, se realicen discursos aún más polarizantes, principalmente por parte de Donald Trump; dado que los resultados de las elecciones intermedias muestran que no toda la población estadounidense se encuentra de su parte.

 

El Correo Fronterizo: ¿Por qué es tan importante para Trump el muro y a que se deben sus amenazas de cerrar la frontera con México?

Dr. Vicente Sánchez: Ha estereotipado a la frontera con México, ha señalado de manera persistente y sin pruebas de que todo el que ha cruzado posee los peores atributos que se le pueden otorgar a una persona. En su mensaje señaló que en la frontera colindante con México existe una crisis humanitaria y de seguridad nacional; sin embargo esto no ha pasado.

Está el caso de la caravana migrante, que fue una sorpresa el arribo masivo a la ciudad de Tijuana, fue un escenario que no se ha presentado en otros puntos fronterizos; no ha sido tampoco una situación inmanejable. Cabe señalar que los centroamericanos se volvieron el blanco de ataque de Donald Trump, dejando de lado a los migrantes mexicanos, que fueron parte de su discurso durante la campaña electoral.

Los cierres de frontera han sido muy unilaterales, atizando que hay una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos; coloca vayas, despliegan militares, realizan ejercicios, pero han sido en puntos muy focalizados, específicamente en Tijuana con la llegada de la caravana migrante, que le valió para decir “ellos son la amenaza, este es el verdadero peligro que nos acecha”. Para sus electores y personas que comparten sus posturas ideológicas y políticas son muy valiosas este tipo de acciones, principalmente en cara a las elecciones del siguiente año donde buscará la reelección.

 

El Correo Fronterizo: El Presidente de Estados Unidos amenazó con cerrar la frontera sur si el congreso no le aprueba el presupuesto. Al preguntarle al Presidente de México Andrés Manuel López Obrador cuál era su opinión al respecto, prefirió no pronunciarse ¿qué lectura le debemos dar a esto?

Dr. Vicente Sánchez: Se entiende que López Obrador y su gobierno no quieren tener una relación de confrontación con el gobierno del vecino país. Ven este tema como un asunto de política interna de Estados Unidos, en un ejercicio de soberanía si deciden o no construir el muro.

Por otro lado, es preciso señalar que la política exterior del actual gobierno de México se basa en el respeto a los asuntos internos de otros Estados; en una acción de que tampoco intervengan en los asuntos de nuestro país.